Jonás.No se puede huir del llamado de Dios.

Cuando Jonás fue llamado por el altísimo para predicar la destrucción de Nínive este tuvo miedo e intentó huir de Jehovah, hacia una ciudad llamada Tarsis. Jonás 1:3

 Se montó en un barco pagando su pasaje huyendo de la presencia de Jehovah. Pero Dios mandó una gran tempestad sobre el mar y el barco estaba a punto de romperse y zozobrar.

Todos tenían miedo y buscaban al culpable de lo que sucedía. Echaron suertes y cayó sobre Jonás. Este les contó que huía de la presencia del Dios de Israel y todos se atemorizaron mucho, porque habían oído hablar de Él.

jonás

Como la tempestad arreciaba Jonás pidió que lo echaran al mar para que los demás pudieran salvarse. Apenas su cuerpo tocó el agua Jehovah dispuso un gran pez que se tragó a Jonás. Y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.

Cuando tienes la bendición de ser llamado por Dios obedécele.

Con aflicción oró Jonás a su Dios desde el vientre del pez y recordó sus votos. Se humilló para cumplirlos y le dedicó su alabanza. Entonces Jehovah habló al pez y este vomitó a Jonás en tierra.

Volvió el Señor a darle el mensaje de ir a Nínive y proclamar su mensaje de destrucción. Entonces fue Jonás a Nínive y empezó a recorrer sus calles diciendo de aquí a 40 días esta ciudad será destruida.

Cuando el rey de  aquella ciudad lo oyó tuvo gran temor. Proclamó ayuno y oración para todos sus súbditos; tanto hombres como animales. Se vistieron de cilicio y clamaron a Jehovah por su perdón. Entonces Dios los escuchó y desistió del mal que había dicho que les haría.

Todo lo que Dios hace tiene un propósito que quizás ahora no veas.

No hagas como Jonás que por temor quiso huir de Dios. Porque no hay lugar dónde esconderse del altísimo. Todo lo que hay bajo la tierra está bajo sus ojos. Ni aún una hormiga se escapa de su escrutinio.

jonás

No dejes que la adversidad te caiga encima para entonces humillarte ante Dios y aceptar sus palabras. Desde que escuches su voz actúa para que seas bendecido y no castigado por tu desobediencia.

Cuando Dios te llama lo hace para llevar salvación a personas que necesitan de Él. Gracias al mensaje de Jonás se salvaron los habitantes de Nínive. Porque ellos creyeron en su profecía y se humillaron ante El Señor de los Ejércitos.

Es un privilegio servirle a Dios. Si tienes miedo ora. El Señor te fortalecerá y estará contigo. Dios no te dejará solo con tu misión. Hay personas que tienen ministerio para naciones, pero otras están ahí para salvar a una persona. Y esa persona es tan preciosa para Dios cómo una multitud.

No hay misiones grandes o pequeñas cuando se trata de la voluntad de Dios. Todas son importantes y toda alma es valiosa a los ojos del Señor. Siempre va a ver alguien necesitado de una palabra de consuelo. Y no sabes cuántas vidas se han salvado por un mensaje de Dios en internet.

Aquí te dejo el vídeo del día para que conozcas más a Dios. No olvides que Dios te ama y que está esperando para morar en tí. Si aún no lo conoces.

Él te dará la paz y la alegría que necesitas. Restaurá tu salud tu familia y serás salvo.

Dios obra por caminos inescrutables. Amén

No te alegres de la caída de tu hermano para que no seas destruído.

En estos tiempos la en envidia a sustituido el amor filial en la relaciones familiares, y la amistad no es lo que antes era. No te fíes de los falsos amigos que por delante se ríen contigo y por dentro envidian todo lo que tienes. Esos serán los primeros que se alegrarán el día de tu ruina y los que echarán manos a todos tus bienes hasta despojarte de todo.

Dice la palabra de Dios en el libro de Abdías: 1:10,12-13

10-Por la violencia hecha a tu hermano Jacob, te cubrirá la vergüenza, y serás destruido para siempre.

12-No debiste haberte quedado mirando a tu hermano en su día trágico, en el día de sus desgracia. No debiste alegrarte de los hijos de Judá en el día de su ruina. No debiste extralimitarte con tu boca en el día de la angustia.

13- No debiste entrar por la puerta de mi pueblo en el día de su ruina. Tampoco debiste mirar su miseria en el día de su ruina. No debiste echar mano de sus bienes en el día de su ruina.

hermano

Dios no admite traiciones y te dará el pago justo por tus acciones

Esta palabra significa que cuando tu amigo o tu hermano está en desgracia no te quedes parado. Ayúdalo. No estás ahí para afrentarlo, para hablar mal de él y causarle más daño. Tampoco estás ahí para robar sus bienes que tanto codiciaste.

Cuando tu amigo o hermano esté en desgracia no eches más leña al fuego para dañarlo. Porque Dios te va a avergonzar y te va a traer males mayores que los que tu le estás haciendo a tu hermano que confió en ti.

Como tú hiciste se hará contigo en la hora perfecta de Jehovah. Tu retribución volverá sobre tu cabeza y quedarás como si nunca hubieses existido.

¿Qué hacer para no atraer sobre ti el castigo de Dios si pecaste contra tu hermano o amigo?

Pide perdón primero a Dios porque a Él lo afrentaste con tus acciones. Pide perdón a tu hermano por tu comportamiento para que seas perdonado por el altísimo. Despójate del orgullo porque el orgullo mata tanto o más que un arma blanca.

Despójate de la avaricia y de la envidia porque nada de lo que tienes en este mundo te lo llevarás cuando mueras. No sabes en qué momento vendrá la muerte; ni quién disfrutará el fruto de tus malas acciones.

desobediencia a Dios

Dios te ama. Y solo en Jesús hay salvación. El tiempo es corto y la justicia de nuestro Señor se aproxima precedida por las profecías bíblicas. Únete a los que serán salvados en esta hora en el nombre de Jesús.

Amén

La soberbia de corazón hará caer al que se cree infalible.

Hay personas que reciben dádivas de lo alto y creen que su éxito lo han obtenido por sus propios méritos. No te dejes engañar. Toda buena dádiva viene desde lo alto y hay que agradecer al Señor por sus dones.

El orgullo trae necedad. Y mientras más alto te encumbres y menosprecies la guía de Dios. Más vergonzosa será tu situación cuando Él, que todo lo puede, te despoje de tu posición y te haga caer.

 Que el orgullo no cierre tu alma a la necesidad ajena.

El poder y el dinero hacen que el alma de las personas se seque si no tienen constancia en la oración y el arrepentimiento. Busca de Dios para que tu posición sea afianzada y no te destruyas a ti mismo creyendo que todo lo tienes gracias a tus esfuerzos.

Sin la voluntad de Dios nada de lo que hoy tienes hubiera sido posible. Agradece por la salud y la inteligencia. Agradece por la gracia de un día más de vida. Agradece por todo lo que tienes para que Dios se agrade de ti y te prospere.

¿Qué pasa con los insensatos que creen que todo es obra de sus manos?

Dice en el libro de Abdías: 1:3-4

La soberbia de tu corazón te ha engañado a ti que habitas en la hendidura de la peña, en tu morada elevada; a ti que decías en tu corazón : ¿Quién me hará caer en tierra? Aunque remontes el vuelo cómo el águila y en las estrellas pongas tu nido, de allí te haré descender dice Jehovah.

el orgullo

Estas palabras significan que por muy alto que estés en el poder o por muchas riquezas que tengas. No escaparás del juicio del altísimo, El puede hacer que tu poder se esfume como humo o que tus riquezas desaparezcan. O peor aún ¿De qué te servirá la riqueza y el poder si te ataca una enfermedad incurable? O si quedas paralítico sin remedio en un accidente.

¿De qué te servirá tu poder y tu dinero si pierdes lo que más amas en la vida? Si a pesar de que lo tienes todo te sientes vacío por dentro y con deseos de suicidarte cada vez que bebes una copa.

Confía a Dios tu vida para que seas prosperado. Humíllate ante el Señor para que seas enaltecido. Ayuda al necesitado para que siembres honra para el Altísimo. Que el orgullo sea desechado de tu vida por la humildad en el poderoso nombre de Jesús.

Aquí te dejo un video de dos minutos que te hará reflexionar sobre tu vida. Te traerá sabiduría y te enseñará como ser mejor en la vida para que Dios te bendiga.

Amén.

Solo de Dios puedes fiarte en medio de tu necesidad

Solo de Dios puedes fiarte en medio de tu proceso. Porque los ataques del enemigo serán a la medida de tu necesidad. Serás golpeado por el miedo al mañana y vendrán tentaciones disfrazadas de dádivas pero no te dejes engañar por el maligno.

Si andas buscando empleo y estás desesperada. Aparecerán personas que te ofrecerán empleo pero te insinuarán que les des beneficios sexuales. Otros te dirán que no quieren sexo pero que desean verte en medias y con faldas haciendo el trabajo que te darán. Otros te ofrecerán un trabajo que parece demasiado bueno para ser verdad y no será verdad.

 Disfrazarán el pecado de lascivia, robo y fornicación bajo un traje que te parecerá que no es tan malo porque tienes necesidad. Pero este pensamiento te alejará de Dios y de lo que el señor tiene preparado para ti.

Aléjate de la tentación con oración y ayuno.

No caigas en la tentación por la necesidad, Porque el diablo trata de comprar a los pobres por dinero y a los necesitados por un par de zapatos. Dios está contigo aunque no lo sientas. Persevera que Él no te dejará caer si te mantienes firme.

Necesidad de llorar

Ora cuando los pensamientos malos lleguen a ti. Si te sientes cercado por los problemas ayuna y ora; que estas son las armas para que Dios pelee a tu lado. En el momento de la tentación es cuando más propuestas recibes para trabajar. Pero todas ellas, las que más paga tienen también tienen un fondo pecaminoso que lleva a la perdición.

Elije la propuesta que sea honesta aunque la paga sea pequeña. Dios que lo ve te recompensará. Pon tu fe en Jehovah porque solo Él salva y toda buena dádiva viene desde lo alto.

Que la desesperación no te aparte de lo que Dios quiere para ti.

Muchas son las personas que estando cerca de su victoria se apartan de Dios. Cuando todo es más oscuro es porque está a punto de rayar el alba. No te desesperes por tu situación. No caigas en el pecado por un empleo bien remunerado. De que te sirve ganar el mundo y perder tu alma.

Perder la gracia de Dios es lo peor que le puede pasar a un creyente. Pierdes el escudo que te salva cada día. No sabes de cuantos problemas te salva Dios cada día sin tu saberlo. Agradécele al señor por un día más de vida y pon en Él tus esperanzas.

El empleo que Dios diseñó para ti llegará. Tu vida mejorará. Dios te restaurará. Resiste que el Señor está contigo.

Aquí te dejo un video con una alabanza que llenará tu corazón de esperanza.

Amén.

La desobediencia a Dios y sus estatutos.

Mucho se ha hablado acerca de la desobediencia hacia Dios y sus estatutos. Y es proverbial la desobediencia de Israel a pesar de los milagros que Dios hizo para con su pueblo.

Dios trajo sobre Israel calamidades sin fin. Los entregó a la espada y al saqueo. Los dispersó por las naciones. Desechó su propio templo. Porque su pueblo se empeñaba en servir a dioses de piedra y a ídolos desechando al verdadero dador de vida.

Sin embargo como padre amoroso cada vez que los fieles que quedaban de Israel se arrepentían de sus pecados y le buscaban de todo corazón. Los reunía de todas partes de la tierra y les daba su bendición. Los multiplicaba y los engrandecía.

La desobediencia a Dios acarrea muerte y destrucción.

Desobedecer la voz del altísimo acarrea muerte espiritual. Aún así Dios hace un llamado a los inicuos para que se arrepientan de sus malas obras. Dice el libro de Amos:5:7-8

Vosotros que convertís el derecho en ajenjo y echáis por tierra la justicia, buscad al que hizo las Pléyades el Orión, que las tinieblas convierte en mañana, y que hace oscurecer el día hasta que se hace de noche. Buscada al que llama a las aguas del mar y las derrama sobre la superficie de la tierra: ¡Jehovah es su nombre!

Este versículo nos muestra como el señor aún sabiendo que somos pecadores nos exhorta a buscarlo. Así de grande es el amor de Dios para nosotros. A pesar de que le fallamos nos da segundas oportunidades y nos engrandece.

También el señor nos probará. Pero sus pruebas conocen nuestros límites. Y nunca el señor pondrá una carga sobre tus hombros que no puedas soportar.

¿Qué es lo que Dios quiere de ti?

Dios quiere que seas íntegro. Que le ames con todo tu corazón y que obedezcas sus mandamientos. La mejor forma de estar en comunión con Dios es la oración sincera. La fe abre todas las puertas en el nombre de Jesús.

Busca con sinceridad los caminos de Dios y su justicia porque cerca está el día de la llegada del señor. Que seas uno más de los que tiene su nombre inscrito en el libro de la vida. Entrega tu corazón al señor para que seas limpio de tus pecados y seas una nueva criatura en Cristo.

Alabado sea el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

Aquí te dejo mensajes de inspiración para que Dios toque tu corazón con la predicación de estos siervos del Altísimo. Nutre tu fe para que comprendas lo que Dios quiere de ti.

¿Sabías que adorar imágenes es pecado mortal?

El enemigo desde el principio de los tiempos ha puesto tropiezo en el corazón de los hombres, para alejarlos del Dios verdadero. Adorar imágenes, sea en las iglesias o en los cultos de las distintas religiones es un pecado que nuestro señor aborrece.

No se dejen engañar por los ídolos e imágenes de fundición. Son obra de escultores y no oyen ni sienten. El diablo utiliza estos ídolos para apartar al buen creyente de los caminos del señor y se disfraza de buen samaritano para atraer a las almas hacia la perdición.

¿Cómo Dios nos enseña a no adorar imágenes?

 Dios nos dice en el libro de Óseas 13:4 Desde la tierra de Egipto yo soy Jehovah tu Dios. No reconocerás otro Dios a parte de mí. Ni otro salvador más que a mí.

En varios pasajes de la biblia Dios nos enseña el peligro de adorar imágenes. El pueblo escogido de Jehovah fue destruido, dispersado por las naciones y dado a la esclavitud por no haber seguido los mandamientos de Dios y por adorar imágenes de piedra, hierro y madera.

Los hebreos sufrieron esclavitud y hambre por años. Hasta que Dios envió para libertarlos y perdonarlos por el pecado. Así de grande es la misericordia de Dios. Qué aún cuando le fallamos si nos volvemos a Él de todo corazón; nos perdonará.

¿Por qué los santos hacen milagros?

Los santos de piedra, hierro y madera hacen milagros en nombre del inicuo. A Satanás se le dio el poder para confundir a los hijos de Dios. Y en el tiempo del fin hará grande señales y prodigios que confundirán a muchos fieles.

 Pide a Dios sabiduría para discernir; porque el Anticristo viene a engañar al pueblo de Dios. Y sus milagros y señales serán muchos. Y se le confundirá con el verdadero salvador.

Adorar imágenes trae perdición eterna.

La palabra de Dios aclara que no debes inclinarte ante dioses falsos de piedra, hierro y madera. Ellos no escuchan ni sienten. Es el diablo el que escucha y obra para llevar un alma más hacia la perdición.

Hay muchos creyentes que se han visto en situaciones difíciles de salud, de trabajo o de amores. Y en vez de buscar al Dios verdadero se han inclinado ante las imágenes y han ido a los hechiceros en busca de ayuda.

No todas las personas que buscan un milagro en los ídolos, reciben el milagro ¿Saben quienes reciben el milagro? Las personas que si hubieran ido a Dios hubieran representado un problema para el diablo. Por la fe la gente es salva. Pon tu fe en el Dios verdadero y aléjate de la perdición.

Porque aunque recibas sanidad del diablo hoy. Aunque hayas recibido riquezas del diablo hoy. Habrás perdido tu alma mañana.

Pon tu fe en el Dios verdadero. Recíbelo en tu corazón y serás salvo.

¿Está realmente cerca el fin de los tiempos?

Daniel, varón sabio y con entendimiento de Dios. Tuvo las revelaciones acerca de lo que ha de venir en el tiempo del fin. Sin embargo nadie sabe el día exacto en que se cumplirán estas profecías por parte de nuestro creador.

 Dicho está que el señor llegará como ladrón en la noche para arrebatar a sus escogidos y solo aquel que ha perseverado en el bien será digno del nuevo reinado.

¿Crees que Dios te pide demasiado?

Dios solo quiere que no mientas, que no robes, que no codicies la mujer ajena. Dios te pide que no mates y que ames a tu prójimo. Que le reconozcas como salvador de tu vida. Pero te da la elección de elegir lo que quieras hacer con tu vida para bien o para mal.

Dios

Elije con sabiduría porque el infierno existe, así como existe la hechicería, los demonios y los ángeles que te cuidan. Porque no lo veas no pienses que el mal no está ahí. El enemigo solo está esperando una brecha para destruir tu vida.

¿Qué tienes que hacer para ser salvo?

Lo primero que tienes que hacer para ser salvo es recibir a Jesús como Señor y Salvador. Amar a Dios con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo. Lo segundo es vivir una vida de rectitud conforme a los mandamientos. Pero eso será tu corona y por eso serás reconocido como hombre o mujer de Dios. Muchos te odiarán pero también muchos te amarán por ello.

Ayudar al afligido sin esperar nada a cambio trae alegría al corazón. Y es mérito para con nuestro señor. El señor escudriña nuestros corazones y se goza con las dádivas generosas que salen de un corazón bondadoso.

Recibid a Cristo por que el tiempo del fin está cerca.

Todos hemos recibido la palabra y Dios se ha encargado de llevar este mensaje a los lugares más inhóspitos de la tierra para que nadie diga después, Señor yo no lo sabía.

Hasta las tribus en el corazón de África y en  el Amazonas han llegado los misioneros de Cristo. Exponiendo su vida al peligro y muchos han sido muertos al llevar la palabra de Dios. Pero los pueblo han recibido la unción del santísimo. Porque sus ojos han sido abiertos por el Espíritu Santo.

¡Tú! que has recibido esta palabra que Dios te trae para salvar tu vida ¿Quieres recibir la vida eterna? Dios te ama y te ha elegido para escribir tu nombre en el libro de la vida. Busca de Dios y su justicia y serás salvo.

Amén

¿Qué debo hacer cuando estoy en un proceso?

La biblia está llena de consejos y la palabra de Dios nos da esperanza aún cuando creemos que no hay salida. Es por eso que cuando pases por un proceso no salgas a buscar consejos en tu familia o amigos. Porque aunque ellos quisieran aconsejarte bien; no tienen el discernimiento de Dios.

Y recuerda sobre todo que de buenas intenciones está hecho el camino hacia el infierno. En el libro de Isaías 43:2 BLP está escrito:

2 Si cruzas las aguas estoy contigo, si pasas por ríos no te hundirás, si pisas ascuas no te quemarás, la llama no te abrasará.

orar
La oración te hará salvo.

Esto no significa que no habrá problemas significa que podrás superarlos. De los problemas se sale con fortaleza y con fe, porque solo Dios salva. Pon tu confianza en Dios y la fe en nuestro salvador. Cuando te sientas superado por los problemas, ponte de rodillas en un lugar cerrado y ora. Tu padre que te vé en lo alto te recompenzará en público.

No tengas miedo cuando todo parece ir mal. El enemigo te azota con más fuerza cuando estás a punto de recibir una bendición de Dios. Y lo más importante hermano: Hay cosas que le pides a Dios que por más que ores no las verás. No es que Dios no te escucha. Es que hay cosas que tú vez con ojos humanos. Pero Dios es pasado, presente, y futuro y lo que sea para tu mal aunque tu creas que es para bien el señor no te lo concederá.

Porque te ama tanto Dios que todo lo que no sea para bien Él lo apartará de tu camino. Puedes estar seguro que lo que Dios quiere para ti es superior mil veces a lo mejor que puedas imaginar para tu vida. Por eso cuando ores, cuando estés en tribulación dile al Padre después de agradecer por la vida y de alabar su gloria.

Padre amado tu sabes cuáles son mis necesidades. Hágase tu perfecta voluntad en mi vida y en las vidas de mis seres queridos. Tu conoces mis más íntimos deseos pero hágase tu voluntad y no la mía. Porque estoy seguro(a) de que lo que quieres para mí es mejor que todo lo que yo puedo imaginar.

Dejo en tus manos mi vida, mis sueños, mis aspiraciones. Tuyos son los tiempos padre y yo en ti espero confiado(a)

La oración es el arma más poderosa que existe para vencer cualquier batalla. No lo olvides en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

El castigo por la desobediencia . Estamos dirigidos por el Espíritu Santo.

Dios

Así como las cosas existen en el mundo físico, existen en el espíritu. Todos nosotros existimos en Dios antes de llegar  a la tierra. Dios nos diseñó a todos con un propósito. Incluso antes de tú nacer, están la fechas de tu llegada al mundo y de tu partida. Eso es lo que hace que no te vayas hasta que cumples con lo que Dios puso en ti.

¿Cómo Dios cuida de tu vida?

Si vienes buscando una respuesta. No te vas a sentir igual después de leer estas palabras. Toda la Gloria es de Dios en el nombre de Jesús. Tú eres valioso para Dios ¡Que nadie te diga lo contrario! No importa cuán bajo hayas caído sino lo alto que puedes llegar a levantarte todavía.

Tu vida es cuidada cuando tus propósitos están alineados con el señor. A veces el hombre se desvía de sus caminos y suceden las tragedias. Si te sales de la voluntad de Dios, rompes el diseño del padre. Pero el señor siempre estará contigo. Cuando lo busques lo hallarás.

¿Crees que estás bien con Dios porque haces el bien?

Dios

Hay personas que creen que van bien haciendo lo suyo porque no hacen mal a nadie. Sin embargo ese camino no es recto y te lleva a la muerte. La biblia dice: Hay caminos que al hombre le parecen derechos, pero no lo son. Debes asegurarte en todo momento de que Cristo guía tu vida para poder ser salvado de la muerte.

Los ricos tienen más problemas que tú que nada tienes material

El verdadero camino está a los pies de Cristo ¿De qué te sirve ganar el mundo y perder  tu alma ¿De qué te sirve el éxito material cuando tu vida es truncada en medio de la fama y la riqueza? Cuando te vas del mundo sin conocer a Dios.

¿Sabes cuantos ricos en el mundo se suicidan cada día? Te preguntarás ¿Por qué, si lo tienen todo? Sí. Podrán tener lujos, casas, autos, comida y dinero a montones. Pero la verdadera felicidad está a los pies de Cristo. El dinero es un arma de doble filo. O te construye o te destruye.

El dinero sin Cristo incita al adulterio, la fornicación, las drogas. Cuando las personas tienen demasiado dinero nada les parece mal. Incluso toman como moda experimentar relaciones homosexuales; porque nada les pone límites y no se sacian con nada. Porque tienen un vacío que no saben cómo llenar.

Están huecos por dentro. Buscan llenar ese espacio a toda costa sin lograrlo. Con libertinaje, fornicación, drogas, alcohol. La soledad se vuelve más profunda. Porque lo que no sabes es que ese espacio siempre fue de Cristo y nadie más lo puede llenar.

 Sienten que nadie los entiende. Luego aparecen los primeros impulsos suicidas y si el alma está lo suficientemente muda y sorda se destruyen así mismos.

Los que tiene la dicha de encontrar a Dios son bienaventurados.

Otros tienen la dicha de poder escuchar el llamado de Dios. El alma en un esfuerzo por salvar el cuerpo; les muestra la salida en el último momento. Y los que lo logran se aferran a Dios con todas sus fuerzas. Pero es ahí que la batalla se pone dura. Porque el diablo no quiere soltar su presa. La que ya creía que estaba muerta y camino al infierno.

Dios

 Empieza el momento de las pruebas. Cómo el mismo Dios fue tentado en el desierto, así te tentará el maligno: Cuando tenías dinero lo tenías todo te dirá. Y será tu momento de contestarle : ¡Pero me faltaba Dios! que es el camino y la vida. El que me rescató de las tinieblas y salvó no solo mi vida física sino también mi alma.

Habrá muchas pruebas para los nuevos creyentes. Pero tú que has leído hasta el final Dios te ama y está contigo en todo momento. Háblale al señor Él escuchará tu voz. Cuéntale tus penas, tus dudas y tendrás las respuestas que buscabas. Ora como salga de tu corazón. Háblale con verdad y serás escuchado.

Amén.

¿Dios me hará un milagro?¿Por qué no hubo un milagro para mí?

Muchos de ustedes se preguntarán ¿De qué manera puedo saber si Dios está de acuerdo con lo que hago? ¿Realmente puede Dios hablarme? ¿Cuántos de ustedes en medio de una gran tribulación han alzado las manos después de haber estado lejos de Dios?

 La mayoría de nosotros hermanos, solo nos acordamos de Dios cuando la batalla que tenemos por delante es casi humanamente imposible de ganar. Nos acordamos de Dios en la enfermedad, en el dolor de una separación, ante la pérdida de un empleo, en las prisiones, cuando se nos enferman de gravedad los seres queridos.

Recibimos el milagro y olvidamos a Dios.

Y podemos ser más infieles a Dios aún porque cuando recibimos el milagro nos volvemos a olvidar de Dios. Porque Satanás nos convence de que eso no fue un milagro, y de que hay recuperaciones que suceden porque suceden; o porque amamos demasiado los placeres del mundo como para prescindir de ellos.

Hay personas que en medio de su gran dolor claman a Dios y terminan odiando a Dios porque no reciben consuelo a su dolor. Y lo que sucede es que cuando hay dudas en el corazón, cuando no hay fe verdadera, cuando no hay arrepentimiento verdadero; el espíritu no puede manifestarse.

No puedes recibir un milagro sin Fe y arrepentimiento verdadero.

No puedes pedir un milagro si no te has arrepentido de todos tus pecados. No puedes aspirar a milagros si tu alma no está limpia de contradicciones. No puedes esperar un milagro si no has renunciado a las cosas que te hacen caer en la tentación. No puedes pedir milagros si no te has convencido que Dios es el arquitecto de toda vida y que su voluntad sobrepasa toda razón humana.

Un milagro es una esperanza de vida nueva. Una segunda oportunidad que Dios da a las personas para salvación y vida eterna. Un milagro es la respuesta de Dios a una fe verdadera.

Nuestro señor escudriña los corazones. No se puede engañar a Dios. Eso no significa que tu dolor no sea verdadero. Significa que si los motivos por los que quieres recibir el milagro no son legítimos y no vienen acompañados de un cambio radical en tu vida. No habrá milagros sino desesperación y dolor.

Asegúrate al pedir un milagro que estás segura de que quieres cambiar tu vida para bien y estás dispuesta a entregar tu vida a Dios. De que estás segura de que Dios es capaz de cambiar tu vida para siempre.

Sabrás muy rápido si Dios te ha concedido el milagro porque sentirás su presencia tan fuerte que los vellos de tu cuerpo parecerán vivos. Y sentirás como fluye en ti un llanto de alegría que se llevará todo el dolor que habías estado experimentando.