El libro de Enoc es nuestro pasado, Cristo es el presente y el futuro.

el libro de Enoc

Muchos de vosotros me habéis escrito para preguntarme más sobre el libro de Enoc. Pero es bueno que sepáis que, aunque es importante saber sobre el pasado de la humanidad. Nuestro futuro y nuestro presente están en Cristo Jesús. Solo en Cristo hay salvación y vida eterna y eso es lo más importante.

Aferraos al evangelio y escudriñad las escrituras de día y de noche porque cerca está el día grande y terrible del Señor. No podemos dejar para mañana la oración y el clamor: porque no sabemos cuándo ni cómo será la llegada de nuestro salvador. Dice la palabra de Dios en 2 Pedro: 10-13 Pero el día del Señor vendrá como ladrón. Entonces los cielos pasarán con grande estruendo; los elementos ardiendo serán deshechos y la tierra y las obras que están en ellas serán consumidas.

Es tiempo de arrepentirnos y orar por nuestra salvación.

Ya que todas estas cosas han de ser deshechas ¿Qué clase de personas debéis ser vosotros en conducta santa y piadosa? Aguardando y apresurándoos para la venida del día de Dios. Por causa de ese día los cielos siendo encendidos serán deshechos, y los elementos al ser abrasados serán fundidos. Según la promesa de Dios, esperamos cielos nuevos y tierra nueva en los cuales mora la justicia.

El libro de Enoc nos recuerda la rebelión de los Guardianes.

El libro de Enoc nos habla claramente sobre la caída de los ángeles guardianes, También relata el terrible castigo al que fueron sometidos por la desobediencia. En incluso en el nuevo juicio no serán perdonados los que en el pasado abandonaron su deber de proteger a la humanidad. Cuanto más nosotros que somos pecadores, debemos agradecer a Dios por su gracia. Ya que a pesar de nuestras trasgresiones nos ha perdonado una y otra vez.

Gracias al sacrifico de nuestro salvador en la Cruz del calvario somos salvos por su gracia. Pero no olvidemos que Cristo vino al mundo para hacer cumplir la ley no para abrogarla. Por tanto, la fe sin buenas obras es como una roca muerta.

Amar a Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y a tu prójimo como a ti mismo es el principal mandamiento. Nuestros prójimos no son solamente nuestros amigos, familia y hermanos de la iglesia. Nuestros prójimos son los pobres de este mundo, los menesterosos, los débiles, los locos, los enfermos. Abundad en obras de caridad, así como nuestro Señor fue íntegro y caritativo.

Amémonos unos a otros como Dios nos amó. Olvidemos nuestra avaricia y hagamos crecer nuestros tesoros en el cielo. Un simple gesto de amor o compasión puede cambiar la vida de una persona. Y todo gesto de caridad hacia los necesitados será para honra y gloria de Nuestro Señor que,  nos enseñó a ser humildes y dadivosos.

Gloria a Dios. Bendiciones hermanos y hermanas.

Autor: novarosales

Amo la redacción y me hace feliz que aquí, encuentres la respuesta a lo que buscas. Este es el oráculo, todas tus dudas serán respondidas. ¿Algo te preocupa y te quita el sueño?¡Pregúntame! Te sorprenderá constatar que Dios tiene todas las respuestas que necesitas. No todas las respuestas serán lo que quieres oir pero si serán lo que necesitas para sanar y empezar de nuevo un camino mejor donde te esperan cosas maravillosas. Decídete a preguntar ¡ Te espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s